Por una vida juntos

Unidad de Incontinencia Infantil

Buscar especialistas
Generic filters

Unidad de Incontinencia Infantil

Urología Pediátrica

El problema de la incontinencia en la edad pediátrica es muy frecuente. Las pérdidas de orina durante el día, la urgencia miccional, la enuresis nocturna, las infecciones urinarias y el estreñimiento son consultas muy frecuentes en pediatría

Existen muchos tipos de incontinencia infantil que van desde la Enuresis Nocturna simple o no complicada, a la incontinencia por malformaciones urológicas complejas (que no todas se descubren al nacer) o por problemas neurológicos.

Hay incontinencias que pueden estar condicionadas por otras enfermedades como la diabetes, la insuficiencia renal o la infección de orina. Otras veces por problemas psicológicos, tanto como causa o como consecuencia. Incluso sin ninguna enfermedad los malos hábitos miccionales pueden favorecer la incontinencia infantil. Hay otro factor que tiene una relación directa con los problemas miccionales, es el estreñimiento, un tema obviado en la mayoría de los casos y que debe ser tratado de forma conjunta.

Si hablamos de incidencia en la población, podemos afirmar que la disfunción miccional es más frecuente en las niñas, un 8,4 % la van a presentar a los 7 años, frente al 1,4% de los niños. En la Enuresis Monosintomática nocturna no hay una diferenciación clara por sexos, la incidencia es de un 15 % a los 5 años.

Unidad de Incontinencia Urinaria

La Unidad de Incontinencia Infantil permite el uso y desarrollo de técnicas urodinámicas pediátricas que van a detectar y definir la maduración de la función de las vías urinarias, proporcionando una base más racional para el tratamiento eficaz de la incontinencia urinaria y disfunciones miccionales. Esta población pediátrica se va a beneficiar de un abordaje global y coordinado, basado en dos pilares fundamentales: la confianza y la pedagogía, tan importantes para que los tratamientos y terapias sean entendidos por los niños y sus padres, lo que va a favorecer el cumplimiento de estos.

¿Cuándo acudir a un especialista?

Esta es una cuestión importante, ya que debemos estar sobre aviso si nuestro hijo o hija, a cualquier edad, está seco u orina menos de cuatro veces al día o lo hace con dolor o esfuerzo, o presenta un estreñimiento crónico.

También se debe consultar si, tras el control de esfínteres, pasados los tres años orina con mucha frecuencia durante el día, moja la ropa interior, se le escapa la caca u orina con micción entrecortada. Y por supuesto si después de los cinco años sigue mojando la cama durante la noche.

Procedimiento y tratamientos

En la Unidad de Incontinencia Infantil se realiza de forma rutinaria el estudio urodinámico no invasivo del paciente, con Flujometrias y ecografías urológicas. Completando el tratamiento, en aquellos casos que lo requieran, con el Entrenamiento de suelo pélvico con técnica de Biofeedback.

El Biofeedback aparece como una nueva herramienta terapéutica para la disfunción miccional. Esta es una terapia no invasiva que se basa en el reentrenamiento para aprender a relajar y contraer los músculos del piso pelviano responsables del control de la continencia urinaria y fecal. Para ello cuentamos con un programa computarizado de electroestimulación controlado, integrado con un software de animación visual y sonora, lo que permite la interacción del niño o de la niña con el programa, para el aprendizaje del concepto relajación – contracción perineal.

Este programa de entrenamiento requiere entre 4 a 12 sesiones (1 por semana), llegando a lograr una mejoría de los síntomas en más de 70% de los pacientes, según la experiencia en los últimos seis años en las consultas de incontinencia urinaria y fecal del Hospital Santa Elena. El niño o niña debe completar las sesiones con ejercicios en su hogar que reproduzcan lo aprendido en la consulta.

En los últimos 3 años han pasado por la Unidad de Incontinencia del Hospital Santa Elena 893 pacientes pediátricos, que se han beneficiado de un enfoque multidisciplinar para el diagnóstico y tratamiento de la incontinencia urinaria, con un sistema de trabajo personalizado, a la medida de las necesidades de cada niño y su familia y con revisiones a corto, medio y largo plazo sin límite de edad. Trabajar con entusiasmo, paciencia y calma es ganar tiempo y mejorar resultados.